THE FACTORY PRESS

Publicado por en

Con la intención de poder mostrarles más acerca de la impresión en Letterpress, es que queremos contarles acerca de lo que se ha estado desarrollando hace algún tiempo en una sala muy especial en la Universidad Católica, Facultad de Arquitectura y Diseño específicamente y que demuestra la verdadera vocación por este oficio.

Entrevista:

Nombre: Javier Cancino

Profesión: Diseñador Gráfico (parece que ahora solo soy profesor).

Trabajo actual: Profesor asistente adjunto Escuela de Diseño Pontificia Universidad Católica. Profesor asistente adjunto Escuela de Diseño Universidad Finis Terrae. Profesor Escuela de Diseño Universidad Diego Portales. Socio Fauna Diseño.

Nombre: Fernanda Godoy

Profesión: Diseñadora UC

Trabajo actual: Encargada Taller The Factory de la Escuela de Diseño UC, ayudante Taller Carteles y Taller Mercado. Fundadora emprendimiento Paquidermo Press.

1. ¿Cómo partió la idea de The Factory Press?

Javier: Porque hace un par de años quería enseñar hacer carteles en la universidad, más bien “letreros”, quería que hiciéramos carteles tipográficos y los pudiésemos imprimir en la misma escuela, y de manera análoga.
Partimos haciendo carteles impresos en el plotter, después los hicimos en esténcil, el año pasado gracias a la profesora de la UDP Alejandra Amenábar hicimos 2 series en “Risografía”, hasta poder llegar a lo que estamos haciendo hoy con una prensa de formato A3, una Fiskars y dos tarjeteras.

Fernanda: Por mi lado, yo estaba investigando sobre el Letterpress porque me llamaba la atención los resultados que se obtienen trabajando con esta técnica de impresión y ya me había comprado mi primera tarjetera. Javier por su lado supo de mi interés por este oficio y me invitó a trabajar en el proyecto de The Factory para poder llevarlo a cabo.

2. ¿Cuáles son las dificultades con las que se encontraron al principio (y después) y cómo las han ido superando?

Javier: La falta de conocimientos y alguna falta de herramientas para poder imprimir de modo análogo. Experimentando y compartiendo con otras personas que están o ya estaban trabajando en Letterpress, como ustedes (Taller Tipo), La Obrera Gráfica y gente con la cual nos conectamos a través de la redes sociales como Cry Out Letterpress. También con el trabajo y colaboración de Fernanda Godoy diseñadora y diplomada en tipografía de la PUC, a quien le pedí que se hiciera cargo del Taller y quien ha puesto toda su energía, (sus tarjeteras) trabajo y buena onda para que esto sea una realidad.

Fernanda: Al principio más que nada fue información sobre cómo trabajar con las máquinas, encontrar datos de tipos móviles y las típicas “picás” donde uno puede abastecerse con insumos y encontrar herramientas relacionadas con este oficio. Ha sido mucho de ensayo y error, a pesar de que he aprendido bastante, aun falta mucho por seguir descubriendo. Otro tema muy importante que creo es un problema, es que a nuestro país llega muy poca variedad de papeles para hacer este tipo de impresión, y lo que hay, es caro… qué problema no?

3. Como diseñador ¿qué es la tipografía para ti?

Javier: Parafraseando a mi gran amigo Andreu Balius “La tipografía es la voz del mensaje”, el tipo como imagen, la tipografía es la ropa con la que vestimos el mensaje. Para mi la tipografía es diseño gráfico en su sentido más estricto.

Fernanda: La tipografía para mi es una herramienta muy importante al momento de diseñar, es la base de todo trabajo. Cada tipografía tiene su razón de ser, por lo tanto, conocer de cerca quién la hizo y para qué, es muy importante para poder incorporarla a un proyecto. Una tipografía bien escogida, aporta personalidad y afirma bien un proyecto.

4. ¿Por qué les apasiona el oficio del Letterpress?

Javier: ¡Que deleite, ahogar la mirada en la inmensidad de un texto impreso!

Un intento de recuperar la belleza de la impresión análoga. Herb Lubalin decía: “La tipografía puede ser tan excitante como la ilustración o la fotografía. A veces sacrificas la legibilidad para hacerla más impactante”. Así también aprendí en la UCV hace muchos años atrás, que diseño nace de la palabra, las palabras nos señalan una tarea, ellas están al comienzo y al fin de la obra. Son ellas las que juzgan lo realizado.

Fernanda: A mi lo que me apasiona de este oficio son los resultados únicos. La forma en que queda impresa la tinta en el papel, el relieve, el color, las texturas… son cualidades demasiado ricas y satisfactorias de obtener al momento de imprimir. Además, ninguna impresión es igual a la otra, son muy leves las diferencias, pero cada pieza es única. Además, me fascina poder trabajar y diseñar de manera digital para poder imprimir de forma análoga.

5. ¿Cuál ha sido la reacción de los alumnos frente a este oficio?

Javier: Fantástica, provoca, descoloca, sorprende e impacta, es realmente sorprendente ver que cada día hay más estudiantes queriendo entrar al curso de carteles y/o al taller porque estamos trabajando en Letterpress.

Fernanda: Es increíble ver como los alumnos se entusiasman con los resultados. Al principio les cuesta entender que para aprovechar al máximo esta técnica hay que pensar en los detalles y en el sistema de producción, más que nada porque están acostumbrados a imprimir en impresoras o plotters. Lo bueno de estos ejercicios es que además comienzan a ver otras cosas que pasan por alto cuando trabajas sólo en el computador.

6. ¿Qué les deja el letterpress a los estudiantes?

Javier: Que lo perfecto es enemigo de lo bueno, siempre se han cometido errores, pero los errores más grandes son los poemas que uno ha escrito. Han aprendido que la tipografía es una herramienta con la que podemos dotar al lenguaje de un cuerpo físico (reitero el tipo como imagen). Y la experiencia de un oficio y un recurso inestimable para todos aquellos que alguna vez hemos tenido que enfrentarnos a la página en blanco y nos hemos visto asediados por la pregunta ¿Qué tipografía usar?

Fernanda: Me sumo a lo que dice Javier, y además me gustaría agregar que los alumnos aprenden a valorar más los detalles, los resultados. Se comienzan a dar cuenda de que esos mismos detalles/imperfecciones de cada impresión le agregan valor al diseño. Aprenden a ser más pacientes y que el diseño requiere de tiempo para ser perfecto, las cosas buenas no siempre son inmediatas.

 

http://www.faunadiseno.com/

← Publicación más antigua Publicación más reciente →